El ingeniero Heberto Castillo Martínez, desarrolló en 1966 un sistema estructural de entrepiso tridimensional mixto de acero y concreto al que llamó TRIDILOSA. La versatilidad de esta estructura ha permitido su empleo en la construcción de edificios, puentes vehiculares, puentes peatonales, domos, naves industriales e inclusive como astillero flotante.

 

Este sistema es el resultado de muchos años de investigación, y su finalidad fue optimizar y racionalizar el diseño y construcción de estructuras con la utilización del concreto y el acero.